Los Dos Enfermos Junto a la Ventana…

Dos enfermos muy graves compartían la misma habitación de un hospital.Uno de ellostenía la cama junto a la única ventana y se le permitía sentarsecada atardecer, durante una hora, para drenar sus pulmones.

El otro enfermo pasaba todo el día tendido en la cama sobre su espalda y sólo era capaz de observar el techo sucio y despintado de la habitación.

Los dos hombres llegaron a ser grandes amigos y se la pasabanconversando sobre sus familias, sus aventuras cuando jóvenes, sus trabajos, susdesgracias y felicidades.

Cada tarde, cuando el hombre que estaba junto a la ventana debíasentarse para su drenaje, empezaba a describirle al compañero todas las cosasque veía desde la ventana.Allá afuera había un parque que tenía en el centrouna laguna encantadora. Patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niñoshacían navegar sus barquitos de juguete. Los novios paseaban abrazados porsenderosbordeados de flores de todas las fragancias y colores, y los deportistascorrían sudorosos por la pista que bordeaba la laguna. Había también unpequeño bosquede árboles gigantescos que levantaban sus brazos vigorososhacia el cielo.En las orillas del parque crecía la ciudad y cada día el paisaje eradistinto y nuevo según el giro del tiempo y de las estaciones y de los visitantesque acudían al parque.

Los dos enfermos esperaban ansiosamente esa hora que los aproximaba ala vida. El hombre junto a la ventana se esforzaba cada vez más por acercar alamigocon sus palabras cargadas de detalles y de amabilidada los sucesosmaravillosos del parque y del paisaje, de modo que no se perdiera nada de lo queél disfrutaba con sus ojos. Y así, iluminado por las palabras del amigo, él tambiénpudo gozar dedesfiles,carrozas, lluvias mansas, arcoiris increíbles,nevadasplateadas, bandadas de pájaros emigrantes, concursos de papagayos quellenaron el cielo de colorido,carreras de bicicletas…

Una mañana, la enfermera que siempre llegaba temprano a tomarles latemperatura, descubrió queel hombre junto a la ventana había muerto. Parecíadormido y hasta creyó que sonreía con profunda placidez. Cuando le comunicaronal amigo la noticia, se entristeció mucho y por largos ratos lloró en calma y ensilencio la ausencia del compañero que le había acercado con sus palabras a losfabulosos sucesos del parque más allá de la ventana.

A los pocos días, el enfermo le preguntó a la enfermera si no podríaponerlo en la cama que seguía vacíajunto a la ventana. La enfermera aceptó debuen gusto y con ayuda de algunos empleados lo cambió.

Cuando el enfermo quedó solo, se apoyó con gran esfuerzo sobre uno desus codos y logró levantarse lo suficiente para poder disfrutar de ese paisajeencantador que sólo conocía a través de las palabras del amigo muerto.

Pero sólo vio frente a él una pared grisy muy fea, completamente vacía y sin encantos.
Cuando le preguntó a la enfermera cómo era posible que el compañero pudiera ver todas esas cosas maravillosas, la enfermera le respondió:
-Ese no pudo ver ni siquiera la pared pues era totalmente ciego.
Posiblemente inventó todo eso para animarle a usted….
“Maestro es el que ofrece los propios ojos para mirar el mundo, el que pone alegrías y sonrisas en el corazón. El que es capaz de iluminar la vida de los demás con su propia oscuridad.”
Anuncios

6 responses to “Los Dos Enfermos Junto a la Ventana…”

  1. Anónimo says :

    cual es la idea prinsipal?

  2. Anónimo says :

    ajajajjajajajajaja eso fue uno de la carlos cortes apuesto lo k sea jajajajja pato pato
    y kedo con la ganas de saver por k ya es para mañana jajajjajjajaja pato pato

  3. brandon castro says :

    En la vida encontramos personas que no aprecian lo que tenemos, lo que podemos ver, hacer, miran sin realmente ver que es lo maravilloso que habita en nuestro mundo e incluso muchas pasamos por encima de todo lo bello en lo que habitamos sin respeto alguno por ello, mientras aquellas personas que realmente no cuentan con esta capacidad se sienten agradecidos por poder habitar en un espacio y soñar con una gran diversidad de cosas hermosas.

  4. Anónimo says :

    personas como estas son de admirar, tal vez difíciles de encontrar. vivimos en un mundo donde lleno de envidia, rivalidades, lleno de personas que un dia cayeron y que solo quieren que los demás tampoco triunfen. se podría decir que son personas con un corazón rencoroso lleno de maldad humana.
    pero que bueno seria tener muchos personajes como este hombre ciego que siempre lo que hizo fue sembrar esperanza, ánimo, fuerzas de vivir y conocer lo que había mas aya de estas cuatro paredes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: